¿Qué es el amianto y por qué es peligroso?

Se trata de uno de los productos carcinógenos más importantes y puede provocar alrededor de la mitad de las muertes por cáncer profesional del mundo…

SVODLBE4WZBJHFW7RR2FHAMUAE
Shutterstock

El asbesto o amianto es el nombre de un grupo de minerales fibrosos presentes en la naturaleza caracterizados por su resistencia al calor y a la corrosión. Por estas propiedades, este material fue usado en productos comerciales, a prueba de fuego y del aislamiento, frenos de automóviles, materiales de yeso, entre otros.

El asbesto está formado por muy delgados hilos dispuestos en finas fibras. Es un compuesto de silicatos, resistente al calor, al fuego, a los ácidos y a la fricción, y por ser un excelente aislante desde la Revolución Industrial fue muy utilizado en la construcción de motores, calderos, barcos, automotores, trenes, material y ropa aislante al fuego.

El asbesto luego se convirtió en un material favorito para las construcciones y de uso corriente en la arquitectura de mediados del siglo XX, aprovechado como aislante. Lo que alguna vez fue un mineral común en la industria de la construcción en las últimas décadas se comenzó a asociar a enfermedades respiratorias como la asbestosis, y el cáncer de pulmón.

Las autoridades médicas demostraron que los productos relacionados con el asbesto/amianto provocan cáncer con una elevada mortalidad desde 1906.​ A principios de la década de 2000 empezó a prohibirse en los países desarrollados y su uso quedó totalmente prohibido en la Unión Europea desde 2005. En algunos países en vías de desarrollo se continúa utilizando.

Según el Instituto Nacional del Cáncer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. estas fibras pueden provocar inflamación y cicatrización de tejido pulmonar, lo cual puede afectar la respiración y provocar graves problemas de salud, entre ellas distintos tipos de cáncer.

Según la Organización Mundial de la Salud, el amianto es uno de los carcinógenos ocupacionales más importantes y provoca alrededor de la mitad de las muertes por cáncer profesional. Pero, ¿qué es este material? ¿de dónde sale? ¿cómo y cuándo estamos expuestos a él?

En España el amianto es más conocido popularmente como ‘uralita’ debido al nombre de la empresa que lo comercializó como material de construcción.

Estas propiedades convirtieron al asbesto en un material ideal, que se utiliza en el aislamiento de los edificios, como componente de diversos productos (tejas, tuberías de agua, mantas ignífugas y envases médicos), como aditivo de los plásticos y en la industria automovilística (revestimiento de embragues y frenos, juntas y amortiguadores).

Amianto: cuidado con la inhalación de sus fibras

Algunas de las fibras microscópicas que componen este material pueden permanecer en suspensión en el aire el tiempo suficiente para respirarlas, por lo que la forma más común de exposición al amianto es a través de la inhalación, que se produce tanto en el lugar de trabajo; como en las cercanías de los puntos de producción o fábricas que trabajan con amianto; o el aire del interior de construcciones que contienen partículas fraccionadas de amianto.

Según la OMS, en la actualidad, unos 125 millones de personas de todo el mundo están expuestos al amianto en su lugar de trabajo, ya que han tenido o sigue teniendo un uso comercial. Da igual el tipo de asbesto del que se trate, todas sus variedades son peligrosas ya que pueden causar enfermedades mortales como cáncer de pulmón, mesotelioma, cáncer de laringe y de ovario, y asbestosis (fibrosis de los pulmones).

Gestión del amianto en la actualidad

El uso de amianto fue prohibido en España en diciembre de 2001, si bien algunas de sus variedades ya estaban eliminadas del mercado antes como el amianto azul, que se prohibió en 1984, o el amianto marrón, que estaba fuera de circulación desde 1993.

Sin embargo, la realidad es que a pesar de conocer sus riesgos y estar prohibido, aún hay construcciones viejas, anteriores a la prohibición, realizadas con este material. Conscientes de los riesgos que esto puede suponer para la salud de determinados gremios, se recomienda a los trabajadores de profesiones relacionadas con los derribos y el mantenimiento, que siempre lleven equipos de protección individual.

Si se es consciente de la existencia de asbesto en el edificio, existen empresas especializadas en la retirada de amianto que pueden asegurar una limpieza profesional, para dejar la construcción libre de restos de contaminaciones.

Fuentes: Wikipedia // Publico.es

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s