Robots sexuales infantiles, ¿reducirían ataques pederastas?

Hace algún tiempo Kenneth Harrison, un hombre de 31 años, fue detenido en el aeropuerto de Canadá por poseer material pornográfico infantil; sin embargo no se trataba de revista o fotografías sino de un robot con rasgos infantiles que él mimso solicitó a una empresa japonesa llamada Harumi Designs.

robot-sexual-infantil

Sin embargo el delito por pedofilia no procedió pues al final el acusado fue declarado inocente ya que no se le pudo comprobar ningún tipo de delito que atentara contra la infancia.

Fue este hecho lo que abrió un fuerte debate entre diversos expertos en robótica: ¿quién tiene un robot sexual infantil es un pedófilo? o ¿Son los robots infantiles la mejor terapia sexual para curar la pederastia?. Las opiniones han sido diversas pues por un lado Noel Sharkey, profesor emérito de robótica e inteligencia artificial de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), pidió efusivamente prohibir la creación y venta de androides con cuerpos de niño para fines sexuales. “No debemos permitirlo esto alientan la pedofília y hacen que sea aceptable el asalto a los niños”, dijo claramente afectado el profesor.

Pero no todos parecen estar de acuerdo con él. Ron Arkins, ingeniero de robótica del Instituto de Tecnología de Georgia, por su parte cree que no estaría nada mal seguir el ejemplo de la compañía japonesa ‘Harumi Designs’ pues considera que ésta podría ser la solución para rehabilitar a los enfermos sexuales. Marc Behrendt, de la Universidad de Bélgica, también está de acuerdo con su uso para ese fin. A ellos se les suma un gran número de personas en todo el mundo que, en nombre de una supuesta empatía con los pederastas, los ponen como prioridad y terminan por olvidarse de los niños.

“Se debería permitir a la gente tener estas muñecas incluso deberían darse tratamientos con ellas pues los robots son la mejor salida de escape para las personas que no pueden controlar sus impulsos y se dejan dominar por sus deseos más oscuros. Creo que es mejor que estas personas dejen salir sus bajos instintos con maquinas y no con niños de carne y hueso”, dijo el ingeniero quien está convencido que esto podría funcionar para ayudar a los pederastas a reintegrarse en la sociedad.

Robots-sexuales

Estos androides están hechos de elastómero térmico. Por lo general se venden desde  páginas web, en donde las promocionan como objetos de arte y no de uso sexual; sin embargo, las fotografías de sus catálogos muestran totalmente lo contrario, evidenciando el doble discurso con el que se manejan.

A pesar de que han querido hacernos creer que la pederastia se limita a un pequeño número de personas, la cantidad de muñecas que se venden, en un precio que va de los 3 mil a los 7 mil dólares por unidad, va en contra de esta falsa creencia. El empresario japonés Shin Takagi, dueño de una de estas fábricas, dice que está muy “incómodo” con la fabricación de estos muñecos; pero parece que su incomodidad no es lo suficiente como para renunciar a este jugosísimo negocio, cuya producción, dicho por él mismo, no para un solo día del año.

Un dato interesante: al 85% de los hombres propietarios de 128 muñecas de importación, que fueron incautadas en operativos en Reino Unido, también se le confiscó pornografía infantil.

En un plano de mayor complejidad y sofisticación tecnológica, en Japón, China y Hong Kong se están produciendo robots con las características físicas de niños y bebés, que además tienen la inteligencia artificial necesaria para satisfacer los deseos más extremos, así como programaciones que incluyen gritos, llantos y reacciones de terror por parte de los robots para que los encuentros sexuales sean lo más apegados a lo que sucede en la realidad.

Hay que mencionar que muchos pederastas dicen no soportar el uso de robots y otros, que con el paso del tiempo, se aburren de ellos y vuelven a la práctica de abusar sexualmente de los menores de edad humanos.

En contrapartida, el pasado 13 de Julio, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó por unanimidad un proyecto de ley llamado CREEPER, promovido por el Congresista Republicano Dan Donovan, cuyo objetivo es proteger a los niños en contra de esta amenaza. El paso que sigue es que este proyecto sea presentado en el Senado para su consideración, lo cual es una muy buena noticia. En paralelo, se ha creado una petición en Change.org, que respalda esta iniciativa legal.

Es oportuno recordar que la pederastia es un delito, ya que la relación sexual entre un adulto y un menor de edad es un acto de abuso, dada la asimetría física y psicoemocional que hay entre ellos.

Desde este negocio, disfrazado de experimento social y de pseudo terapia psicológica, pone en altísimo riesgo a los menores de edad, ya que no solo genera y refuerza ciertas redes neuronales y reflejos condicionados en el pederasta, sino que además refuerza la idea de que los niños y los bebés son objetos sexuales desechables y reemplazables, cuya dignidad humana no merece ser respetada.

robots

Es también importante mencionar los diferentes terrenos en los que, en la actualidad, se ha intentado normalizar la pederastia:

En lo lingüístico y en lo psicológico se la ha clasificado como :

  • Como una Perversión sexual.
  • Luego como una Parafilia.
  • Más recientemente, por algunos grupos, como una Orientación sexual (tal es el caso del “supuesto error” de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA), que incorporó en el DSM-V, la “orientación sexual pedofílica” y la desligó del “desorden pedofílico”
  • Y por algunos seguidores de la Teoría Queer, como un Género.

En el ámbito de los Derechos Humanos tenemos al vigente Movimiento Activista Pedófilo, que pretende en nombre del “amor a los niños”:

  • La aceptación social de la pederastia.
  • Su descategorización como patología.
  • Así como su legalización.

Un partido político afin a esta causa lo encontramos en Holanda con Partido del Amor Fraternal, de la Libertad y de la Diversidad (PNVD).

Fuente e imágenes: Disidentes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s