¿Serían los latidos del corazón nuestras próximas contraseñas?..

Los datos biométricos comenzaron a ser usados como sistema de seguridad digital desde sólo hace algunos años, no obstante el futuro se ve brillante para este tipo de aplicaciones…

sistema-seguridad-contrasena-latidos-corazon-propietario_1_1092924

En diciembre del año pasado, un grupo de científicos de la Universidad de Binghamton presentaron una nueva manera de encriptación para los antecedentes médicos de las personas, los cuales sólo pueden ser desbloqueados con los latidos del corazón de sus respectivos dueños.

Una ley de 2009 obliga a todos los hospitales de los Estados Unidos a digitalizar los registros de sus pacientes, dado que el uso del papel se encuentra prohibido por razones ambientales. Dado esto, el equipo liderado por el ingeniero Zhanpeng Jin se dedicó a buscar una opción rápida, efectiva y de bajo costo para estos fines, logrando generar este nuevo sistema de seguridad.

Según indica la fuente Mentalfloss, y contrario a lo que podríamos pensar, cada ritmo cardíaco es totalmente único, por lo que los pacientes podrían acceder fácilmente a sus datos sin temer a posibles hackeos, y más aún si es que este método se implementara en el futuro a nuestras contraseñas en todo orden de cosas. “Esta investigación será de gran ayuda y muy significativa para la próxima generación de dispositivos de seguridad y cuidados médicos personalizados”, dijo el ingeniero chino.

En concreto, los científicos han utilizado el patrón eléctrico del corazón como clave de cifrado para los registros electrónicos, en su caso para proteger el historial médico de los pacientes. El sistema de autenticación se basa en la creación de una huella única y personal que se elabora con un dispositivo de electrocardiograma, y ha demostrado ser muy eficaz y seguro.

“La señal de ECG es uno de los parámetros fisiológicos más importantes y comunes recogidos y analizados para entender la salud del paciente”, explica Zhanpeng Jin. “Como las señales de ECG se recogen para el diagnóstico clínico y se transmiten a través de las redes a los historiales médicos electrónicos, las reutilizamos para el cifrado de los datos. A través de esta estrategia, la seguridad y la privacidad se pueden mejorar con un coste mínimo”. 

body_58
Image Credit: Binghamton University

No obstante, hay que tener en cuenta que el ECG de una persona puede cambiar debido a diferentes factores, entre los que se encuentran la edad, una enfermedad o una lesión, lo que suponer un obstáculo para utilizar este sistema de identificación biométrica. Por este motivo, los científicos continúan trabajando en su método de autenticación mediante los latidos del corazón para poder incorporar estas variables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s