¿Ropa sin sustancias tóxicas?…

Desde que Greenpeace denunció el uso de sustancias tóxicas en prendas de vestir, cada vez más marcas están dejando de utilizarlas. La meta de Greenpeace es que se fabrique ropa sin esas sustancias en todo el mundo.


“Las marcas de moda convierten los ríos del mundo en desagües privados”, dice Manfred Santen, de Greenpeace. Algunas de las sustancias químicas utilizadas pueden producir trastornos hormonales y hasta cáncer. “En el país de fabricación de las prendas textiles, esas sustancias desembocan en los ríos a través de las aguas de desecho”, explica Santen. Pero también más tarde, cuando la ropa se vende en otros países, sigue despidiendo sustancias químicas al ser lavada, afectando así el agua potable y el espacio vital de los peces de todo el planeta.

Todas las marcas líderes de la industria textil emplean productos tóxicos, según pudo comprobar Greenpeace a mitades de 2012. La organización ecologista analizó 141 prendas de 29 países, en laboratorios independientes: jeans, vestidos, camisetas y ropa interior de marcas como Armani, Benetton, Calvin Klein, Diesel, Esprit, Gap, H&M, Jack&Jones, Levi’s Mango, Metersbonwe, Only, Tommy Hilfiger, Vero Moda, Victoria’s Secret y Zara. El resultado aterró a Santen: “No hallamos sustancias peligrosas en todas las prendas, pero sí en cada una de las marcas”, dijo.

Por ejemplo, en la marca de moda Zara, del grupo español Inditex, el laboratorio detectó en un jean la sustancia cancerígena NPE (Etoxilato de nonilfenol), que se degrada y produce una sustancia que, además de ser venenosa para los peces, actúa como disruptor hormonal. Esta sustancia se podría remplazar por otras no tóxicas. Las compañías alemanas dejaron de usar NPE en 1986 voluntariamente. En la Unión Europea, el uso de NPE está regulado estrictamente y desde 2005 solo puede usarse si no se vierte en los desagües. Pero la situación en otros países del mundo es muy distinta.

Exitosa campaña Detox, de Greenpeace

Luego de la campaña Detox, de Greenpeace, algunas marcas, como Adidas, Nike y H&M se comprometieron a abandonar el uso de sustancias perjudiciales para la salud y para el medio ambiente hasta el 2020. Zara incluso anunció que dejaría de usar por completo NPE a partir de mayo de 2013. Es por eso que Greenpeace exige que las compañías cumplan con lo prometido. “Queremos saber exactamente cuándo dejan de utilizar esos productos por completo”, dice Santen, y añade que Greenpeace planea controlar la puesta en práctica de esa medida.

Via. DW

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s